Sistemas:

Analizar que sistemas son los más adecuados para implementar en las organizaciones. Liderar la implementación de sistemas usando herramientas de gestión de avance de proyectos. Establecimiento de las bases que garanticen que los sistemas cumplan con los controles correctos. Complementación de los sistemas con lo que indican las políticas corporativas. Optimización del uso de la tecnología disponible en la organización. Buen uso de las herramientas informáticas (SAP, BPM, herramientas WEB y desarrollos a medida) con los procesos relacionados. Manejar la gestión del cambio que implica una implementación y/o cambio en los sistemas. Minimización de los riesgos de la operación. Incremento de la eficiencia operativa y administrativa. Mejora de la relación con los clientes internos y externos. Ahorro en costos por acceso a la información exacta y en forma oportuna. Soporte al proceso definido con indicadores de gestión. Mejora en la relación con clientes internos y externos. Soporte al proceso definido con indicadores de proceso y de gestión.